Fotografía de Man Ray

Fotografía de Man Ray
Espejos. Patios. Umbrales. Silencios. Ritos. Esquinas. Exilios. Naufragios. Horas. Otoños. Ventanas. Sombras. Enigmas. Pretéritos. Hay palabras que me enuncian. A veces las pronuncio en versos. En susurros o a los gritos. Para que no se mueran en mi boca. (Fotografía de Man Ray)

martes, 1 de julio de 2008

MUJER EN EL ESPEJO














Fotografía de Beatriz Morán
_________________________________________________________

HELECHOS EN LOS TIEMPOS

Intento en esta noche concebir
un poema que flote.

En vano busco
algo impalpable o por lo menos líquido,
que aletee o se escurra entre los dedos.

Soy tan hecha de piernas y de brazos,
tantas pestañas, tanta idea fija,
y, además, los espejos asonantan
con aroma de flor de limonero.

¿Cómo construir con la palabra etérea
-aunque usualmente insana-
un verso que no incluya
tus dedos, mis cabellos, nuestros cuerpos?

Soy helechos en los tiempos.


DIGAMOS

Digamos que me harté de ir por la acera
a tientas, tropezando en las aristas
de cada piedra infame, cada vera
de todas las ingentes autopistas,
que llevan de la carne a la quimera.
Desisto aquí y ahora de imprevistas
excursiones del ego a donde fuere.
Me siento en el columpio en un baldío
por ver cómo se muere
quien se muere de hastío.

Digamos que se llama indiferencia
el alba que no nace si te nombro,
esa súbita idea de tu ausencia,
mezcla de lucidez, y paz, y asombro.
Acaso se asemeja a la inocencia
ese jazmín brotando en el escombro.
No sé qué nombre darle o que apellido.
Ni eso importa ahora.
Tal vez se llame olvido.


















Pablo Picasso


ÁNGELUS

Son las seis de la tarde.
Una mudez de lápida
se tumba con fragor sobre mis versos
mientras a flor de piel, lumbre y almizcle,
se inauguran pecados
anticipadamente redimidos.

Del claustro de mi boca
huyeron los fonemas que me pertenecían:
quedé sin los rosarios
que acostumbraba asir para rezarme.

Abrazada a mis ecos primordiales
quiero decir la música
del primer llanto de un recién nacido,
el trueno que alucine
el habla de los pájaros,
y un gemido de amante
que sature la voz enorme del silencio.

A las seis de la tarde
en el umbral de todas las mordazas
sólo resuena un Ángelus cantado por demonios.


ME HACE FALTA UN DEMONIO

Me hace falta un demonio
a quien echar las culpas
por las paredes sucias de pretextos.

Al menos un demonio
que se acomode en mi desván mental
por expulsar del verso la metáfora,
dar un tono travieso a la ternura
y un son de sacrilegio a las pasiones.

Un demonio servil
para pintar de rojo los exangües labios
de las múltiples caras que suele presentarnos la verdad;
y que barra del suelo las esquirlas
en que piso descalza
mientras discurro el caos de las horas.






















Pablo Picasso


DIGO ME DUELE

Digo me duele del dolor y digo
que persigo los sueños que persigo
con el verbo, la voz y la balada
al filo de la espada.

Y sueño a veces, renegando el sueño,
que es leño de nogal y como leño
tanto sirve de cruz como desgarra
un alma de guitarra.

En paz me quiero y que descanse en paz
la faz callada lejos de tu faz.
En solemne liturgia reverencio
el grito del silencio.






















Pablo Picasso


EXPULSO LA METÁFORA

Expulso la metáfora y sus ritos
y llamaré las cosas por sus nombres;
proscritos la poética y los mitos,
hablaré el lenguaje de los hombres.

Lo que corre en mis venas no es un río:
se dice sangre. El cuerpo a nada imita.
La mente no es naufragio ni navío.
Músculo el corazón, bate y palpita.

No hay la mano del hado en la cumplida
secuencia de accidentes de la suerte:
a esto que me duele llamo vida.
Algún día su nombre será muerte.

Sólo una alegoría aún consagro:
yo digo, del amor, que es un milagro.





















Pablo Picasso


ESTE DOMINGO

Este domingo sabe a muerte antigua.
La tarde se ha perdido en un atajo,
en la oquedad una memoria ambigua
vacila en ademanes de espantajo.

La voz del viento suena a perro herido
y duele como zarpas en la escara,
me apuñala en el pecho algún gemido
¡si al menos ese viento se callara!

Este domingo huele a brujería.
En mi desván mental mora un demonio
con síndrome servil de idolatría,
que se alimenta de oración y amonio.

Voy de puntillas recorriendo azares
masticando pedazos de venganza,
mientras tanto esta sed que pide mares
se ahoga en unos tragos de esperanza.


AL PIE DEL CALENDARIO

Miro hacia atrás y veo ese largo trayecto
que he recorrido a tientas y pienso que no es justo
que haya sido tan larga la suma de mis pasos
y tan espeso el polvo de las encrucijadas.

De mi mochila rota gotearon las horas
y se volvió ligera mi carga de utopías,
perdidas las certezas, extraviados los credos,
giro el rostro y contemplo mis inútiles huellas.

Me observan los que cruzan conmigo en esta ruta,
sorprendidos del mísero cariz de mis andrajos;
en mis cabellos traigo serpientes enlazadas
y garras de alimaña rematando los dedos.

Nadie busca mis ojos donde los miedos moran
ni se acerca a mi hombro que no ofrece refugio;
saben que no me resta sino el leño que arrastro
y el puñal escondido en el bies de mis senos.

Se cierra aquí el camino por donde acaba el viaje.
Me siento en esta piedra al pie del calendario,
el alma a ras del suelo, aguardando la cita
que he convenido un día, con un viejo demonio.






















Pablo Picasso


PECHO ADENTRO

A veces amanezco y en mí todo es mortaja.
Me asomo al ventanal de los relojes,
de bruces sobre el tiempo,
la lucha cotidiana comiéndose mis bordes,
la sangre clausurada, sin resollar esquirlas.

Por mis venas navegan piratas penitentes.

Con las manos mojadas de pensarme
imito la quietud de los espantapájaros,
y en memoria de un voto de existencia
contrabandeo sístoles en viajes pecho adentro.
























Pablo Picasso


ANDÉN

Hay que medir los suspiros.
Hay que prever los lamentos.
Al fin y al cabo la vida
es un andén de andariegos
donde aguardamos milagros
que llegan fuera de tiempo.

Mientras espera el horario
del amor con sus misterios
una lustra los carriles
con retazos de argumentos
por dar brillo a la esperanza
que viaja en vagón abierto.

Pero el tren de los milagros
puede cambiar de trayecto
y cuando menos espera
una se encuentra tejiendo
raíles de telaraña
y el andén sigue desierto.






















Pablo Picasso


ESTOY AQUÍ

Estoy aquí. La mano destrabada,
los ojos desvestidos de pudores,
en la garganta voz de ruiseñores
y en el ojal del pecho una enramada.

Mis brazos tienen forma de ensenada,
los puertos en mi piel acogedores
de la nao crucial de los amores
y naufragados pecios en la riada.

Estoy aquí con todo lo que importe,
las venas disponibles para el corte
de los cuchillos que el amor agita.

Traigo la boca en modo de respuesta,
en la mirada una canción de gesta.
Estoy. Como quien muere y resucita.






















Pablo Picasso


YO ME CONTENTO CON POCO

Yo me contento con poco:
que la noche sea densa
que sea densa la noche
con aroma a madreselva;
que antes de la mañana
por poco que sea llueva
que llueva aunque sea poco
para que la luna beba
el agua que resplandece
en los huecos de la acera
y la acera con sus huecos
se vuelva un palco de estrellas;
que el día despierte fresco
vistiendo una ropa nueva
la nueva ropa vestida
por la mañana que llega;
que un viento de remolino
en tu camisa se meta
y metida en tu camisa
sea yo la que te besa.
yo me contento con poco:
que el día deje una estela
y que en la estela del día
la noche, obediente, vuelva.






















Pablo Picasso

APRENDÍ EL SILENCIO A SOLAS

Alborozados, me llevaron de la mano
para aprender palabras.
La tinta negra rociando el pronombre,
en la yerma planicie de la página
como un desierto íntimo y secreto
donde yo, siendo nube, llovería.

Todas las voces me dijeron: habla.
Ése es un río. Esto es un puente.
Aquello, más allá, el otro margen.
A la puesta del sol se llama ocaso.
Las cosas dichas de otro modo
son metáforas.

Nadie jamás me ha dicho que callase.
El verbo -se supone-
es una apoteosis del encuentro.
Por tanto, en la infinita y transversal
ruta de desencuentros del vocablo
a solas aprendí
el arte del silencio.























Pablo Picasso


HORIZONTES

Espérame en el muelle de un puerto milenario
pues traigo en el regazo dos siglos de sofismas
que recorrí a tientas, remando un ideario
con palas de aforismas.

Cargada de horizontes se volvió mi fortuna
y algún designio injusto trastocó mis empeños
sin embargo estaré, a la hora oportuna,
donde nacen los sueños.

___________________________________

13 comentarios:

Óscar Distéfano dijo...

He leído "Márgenes" y "Mujer en el espejo". Reconozco en ellos esa hondura existencial que me hace aferrarme a la idea de que la poesía (la buena poesía) es un verdadero bálsamo para el espíritu, en situaciones a veces decaídas.

Un saludo de amistad.
Óscar

Tania Alegria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tania Alegria dijo...

Mi entrañable y dulce amigo, tus palabras también son un bálsamo para quien tiene la ilusión de expresar en versos no sólo su fuerza anímica sino también sus debilidades.

Te abrazo, agradecida por tu visita y por el honor de tu presencia en mis espacios.

Cariños.

Marién

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué bien escribes, Tania. ¿Es el español tu lengua original o tu segunda lengua?

En fin, tu cadencia, profundidad, belleza y riqueza de lenguaje hacen de tu poesía algo sobresaliente que subyuga y a atrapa.

Un besito muy fuerte y enhorabuena
Ana

Tania Alegria dijo...

Amiga Ana Muela Sopeña, una vez más honrada y agradecida por tu presencia en mis humildes versos.

Mi lengua materna es el portugués, naci en el Brasil y desde hace treinta años vivo en Portugal. Aprendo el idioma español en forma auto didacta frecuentando foros literarios virtuales. Fue con el objetivo de aprender vuestro bellísimo idioma que en 2002 creé el foro Sala de Escritores, donde hasta el presente sigo aprendiendo, con la ayuda de los compañeros.

Un abrazo amigo y gracias por tus palabras generosas que son un estímulo para mis intentos de expresarme literariamente en vuestro bellísimo idioma.

Cariños
Marién
http://saladeescritores.foroactivo.com/forum.htm

Ana Muela Sopeña dijo...

Creo que me he hecho adicta a tu blog. Te leeré con frecuencia, Tania.

Es un placer muy grande conocer tus letras.

Un besito muy fuerte
Ana

Tania Alegria dijo...

Estimada amiga Ana Muela Sopeña, por casualidad estaba leyéndote en tu "Laberinto de Lluvia" cuando me llegó tu mensaje. Nos encontramos en el camino que une nuestras casas.

Un honor y una alegría saberte aquí, compañera.

Un abrazo amigo, con admiración y cariño.

Óscar Distéfano dijo...

"Aprendí el silencio a solas"
Un poema que define con maestría la magia del silencio poético. Es arrobador saber que hay cosas que estamos obligados a conocer en completa soledad. Bellísimo, amiga, en su ritmo, en su rico léxico, en su delicado final.

Un saludo fuerte de admiración.
Óscar

Tania Alegria dijo...

Estimado amigo Óscar Distéfano, me encantó que te hubiera gustado ese poema "Aprendí el silencio a solas" porque la mensaje que transmite es bastante auto referencial. Cuando me dices que te gustó el poema es como si me dijeras que te gustó algo de mí que veíste en esos versos.

Muchas gracias por haber estado aquí y por dejar tu huella.

Con aprecio, con ternura, con respeto, te abrazo, Poeta.

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Querida Tania: Paseo de puntillas por tu blog, que bien merece pasear toda un tarde, para disfrutar de tus maravillosos versos

Que buen soneto ese "estoy aquí", que no recuerdo haber leído en foros

Estoy inicando mi blog, para dar a conocer mis sonetos fuera de los foros poéticos, aunque desgraciadamente la falta de timepo mellevará a falta de perseverancia, pero espero que no al abandono.

Te deseo Feliz Navidad

Besos

Tania Alegria dijo...

Querido Antonio, mi cordobés de luna, tu visita engalana mi página.

Me alegra saber que ese viejo soneto mereció tu aprecio. Tu opinión me importa. Lo sabes.

Aguardo ansiosa la dirección de tu blog para poder leer el conjunto de tu excelsa creación poética.

Yo encontré una manera de vencer las cuestiones relativas a la poca disponibilidad de tiempo y a la falta de perseverancia: en vez de mantener el blog como un diario, hice de él un archivo. Así que no me toma demasiado tiempo.

Un beso y mis cariños.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Si busco poesía para regocijar el alma y los sentidos..para templar el alma..vengo a tu lugar..me sumerjo en tu clara poesia de vida..que refleja en el universo la vitalidad..
Gracias por ofrecer tan lindas letras..mas allá de la poesía..
Saludos desde el sur y un año lleno de nuevas inspiraciones y sueños.

Tania Alegria dijo...

Estimado Prudencio Hernández, honra que me haces al transitar mis territorios. Me alegra tu aprecio por mi poesía y agradezco la gentileza de tus palabras.
Nos leemos, compañero de versos.
Con un saludo cordial y un abrazo afectuoso.
Tania Alegria