Fotografía de Man Ray

Fotografía de Man Ray
Espejos. Patios. Umbrales. Silencios. Ritos. Esquinas. Exilios. Naufragios. Horas. Otoños. Ventanas. Sombras. Enigmas. Pretéritos. Hay palabras que me enuncian. A veces las pronuncio en versos. En susurros o a los gritos. Para que no se mueran en mi boca. (Fotografía de Man Ray)

martes, 13 de noviembre de 2012

AL BORDE DE LAS HORAS

(De la película Fresas Salvajes, de Ingmar Bergman)

CARTA IX

Desde hace mucho tiempo no te escribo
poemas de exhumar melancolías.

Vino la primavera con su boca.
Vino el verano con manos azules.
Todo ha pasado y no te dije: estoy
 tan cercana de ti por el lado de dentro
tan al ras del esbozo que tu sombra
dibuja en los caminos del crespúsculo.

No te conté que anduve atareada
cultivando milagros:
el niño y el jardín y los fractales
de nubes con su sabia geometría.

(Tampoco cuenta nada el pan al trigo
ni el vino a los viñedos
y son tan consecuentes.)

Vuelvo a escribir porque te he visto anoche
atravesar el filtro de mis ojos
tal y cual como eres: en el pecho rasgado
el campanario de una catedral,
en una mano el látigo, en la otra la pluma,
los minuteros ciegos
persiguiendo tardanzas en las venas.

Recordé que hubo un tiempo en que aún no existías.

Yo era visceral, como planta carnívora.
Usaba fuente bookman old style
de preferencia bold, corsiva, azul.
Era ágil, letal y literaria
como un frustrado predador hambriento
en selvas de papel.

(Entonces escribía
como quien tira una botella al mar). 

Pero llegaste con el campanario,
el látigo, la pluma, el reloj en la sangre,
y abandoné mi jungla por seguirte
en el oficio de cifrar palabras.

Ahora soy tan mansa que me bebo el tiempo.
Nómada en un desierto de minutos,
hasta me espanta el viento de la tarde.

(Por eso escribo sin otro propósito
más que reconciliar las paradojas.)

Son necesarias muchas cosas dentro
y dos o tres afuera
por dar a las palabras la silueta
de barco o de puñal o de clavel.
Pero yo, que soy simple como un número,
tan sólo necesito de dos alas
en vuelo raso sobre el mar bravío
seguido de un naufragio
de proporciones inconmensurables.

O entonces de algún código de enigmas
que no circule sino al borde de las horas.


(Sólo los dos sabemos que es de Bergman
el reloj de los Números del Tiempo.)

12 comentarios:

tita dijo...

Comienzo la mañana disfrutando de tu
poesia,siempre es un placer pasar a visitarte.

Al borde de las horas!!un canto poetico como siempre.
Un beso

Ceciely dijo...

"Pero yo, que soy simple como un número,
tan sólo necesito de dos alas
en vuelo raso sobre el mar bravío
seguido de un naufragio
de proporciones inconmensurables.

O entonces de algún código de enigmas
que no circule sino al borde de las horas."

Me encantó este poema...al borde de las horas uno se cubre...se descubre y se redescubre. Preguntas y respuestas insaciables que danzan en el juego de la vida. Bella poesía

Felices fiestas navideñas y de fin de año!
abrazos festivos

Tania Alegria dijo...

Gracias, tita. Es siempre un honor y una alegría encontrarte en la esquina de mis versos.
Un abrazo, con ternura.

Tania Alegria dijo...

Gracias por ser y por estar, querida Ciecely. Tus palabras me honran, tu presencia me alegra.
Un abrazo fuerte y cariñoso.

Oréadas (Darilea) dijo...

Hola, es un placer disfrutar de tu poesía, Carlos ha compartido tu enlace y han sido leídos tus poemas en Zero Art. :) Bienvenida seas al grupo. Un saludo

Tania Alegria dijo...

Muchas gracias por tu visita, Oréadas (Darilea). Es un placer estar con vosotros en vuestro hermoso y edificante proyecto.
Desde Lisboa, un saludo cordial y un abrazo afectuoso.

Francis dijo...

No te conté que anduve atareada
cultivando milagros..." Y dan un fruto realmente sabroso.

Tania Alegria dijo...

Gracias por ser y por estar, Francis. Discúlpame por la tardanza em responder: estuve ausente de la red y de los milagros.
Un abrazo con afecto.

Carlos dijo...

"Era ágil, letal y literaria" (siempre has sido {ágil (frágil), letal (carnal), y literaria (oceanaria), sólo hay que bucear en tí.

Beso.

Tania Alegria dijo...

Gracias Carlos Casellas, mi Poeta Amigo, por pasar y no pasar de largo. Amo tus comentarios porque son inspirados e inspiradores, y porque vienen de un poeta inmenso.
Te abrazo fuerte y con ternura.

Flavia Barrera dijo...

Me encantó tu blog.

Saludos.

Tania Alegria dijo...

Tu visita me honra, Flavia. Gracias por detenerte y dejarme palabras amables.
Desde Lisboa, un saludo cordial y un abrazo fraterno.